Principios de trabajo sistémico con enfoque territorial

ARARE ORG
3 min readSep 26, 2023
https://www.instagram.com/arare_org/

¿Cómo venimos trabajando con los territorios en América Latina y qué efectos está teniendo sobre la permanencia de la vida en la Tierra? ¿Quiénes son estos territorios? ¿Cómo valoramos los efectos y la efectividad de nuestro trabajo en el territorio que nos alberga? ¿Cómo podemos reconocernos y tejer puentes entre nuestra región y otras regiones del mundo para crear nuevas visiones de trabajo con enfoque territorial? ¿Cómo podemos generar efectos positivos y cambios más sistémicos a través de nuestra práctica? ¿Cómo podemos aliarnos con los territorios de formas colaborativas, creativas y generativas?

Estas y otras preguntas son las que venimos haciéndonos desde ARARE para discernir cómo atender los grandes desafíos en la autodeterminación de los territorios como base para un desarrollo en función del cuidado y la manifestación de la vida en la tierra.

Soñamos con poder transformar la manera en que se gestiona el desarrollo territorial en distintos territorios de América Latina, empezando por Colombia y México, generando espacios de valor para personas actuantes y tomadoras de decisiones en estos contextos, consolidando con ellas coaliciones locales en donde innovemos juntos en las maneras de aprender a escuchar a los territorios y de interactuar con ellos como sistemas vivos. Todo esto, con el fin de cultivar territorios florecientes, vibrantes y llenos de vida, desde la vocación y los atributos singulares de cada uno de ellos.

A raíz de nuestras experiencias en la búsqueda por alcanzar este propósito, hemos identificado 4 principios elementales para evidenciar prácticas que honran la manifestación de la vida en los distintos lugares del planeta:

  • Abrir y ocupar espacios para la voz de los territorios. Sin reconocer y representar las diferentes realidades que conviven en un territorio, no podemos entender lo que el territorio es ni lo que puede llegar a ser. Muchos definen qué es el territorio y lo delimitan, pero debemos trabajar a partir de quién es cada territorio, reconocerlo, representarlo, lo que supone retos y desplazamientos en todos los niveles de nuestra práctica: ontológico, epistemológico y metodológico.
  • Aliarnos con el lugar: Es recurrente encontrar como conclusión de proyectos de desarrollo, trabajos académicos, informes de política y distintos tipos de literatura, la propuesta de que es necesario articular a los distintos actuantes y esfuerzos que existen en un territorio sujeto de desarrollo. En resumen: es una constante en toda la región la necesidad de coordinar y concertar con todas aquellas partes que tienen algo en juego (stakeholders) en un determinado territorio. Sin embargo, a pesar de evidenciar esa desarticulación e insistir con esta necesidad, se suele hacer hincapié en qué sucede, pero no en cómo resolverlo.
  • Honrar el territorio como un todo. Hay un llamado a trascender la multisectorialidad. Transformar los territorios no parte de articular ni de sumar las partes, sino de ver, nombrar e interactuar con el sistema completo que lo constituye. Esto requiere trabajar integralmente con el territorio como totalidad y plantea retos prácticos para abordar su complejidad.
  • Escalar nuestras estrategias al nivel de los sistemas de gestión territorial. Para nutrir la agencia, la autonomía y la capacidad de autodeterminación de un territorio, no podemos trabajar únicamente de manera puntual o fragmentaria como forma de resistencia o reacción a restricciones estructurales, sino que debemos generar condiciones para transformar dichas estructuras.

Son distintas escuelas y experiencias a lo largo y ancho en las que encontramos resonancia con estos principios, y que los han puesto a prueba desde sus propias propuestas, con apuestas en distintos ámbitos relacionados a tejer condiciones para la autodeterminación de los territorios.

Acompáñanos en nuestras próximas publicaciones, para navegar con nosotros las intersecciones entre las transformaciones sistémicas, el enfoque territorial y el desarrollo regenerativo.

--

--